Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

CÓMO ORGANIZAR TUS ARMARIOS EMPOTRADOS

Publicado: 5 de Mayo de 2020

Desde el equipo de cocinas y mas, especialistas en armarios a medida,  en Hortaleza, Madrid, vamos a daros unos consejos para que podáis aprovechar de la mejor manera los armarios empotrados o vestidores que tengáis en casa.

Dependiendo del espacio del que dispongamos, deberemos utilizar unos métodos u otros, pero una cosa sí que es común a todas las operaciones de organización de armarios: debemos vaciarlo entero, limpiarlo bien y comenzar a organizar nuestro armario. Vaciando un armario podremos tener una idea de todas las prendas que debemos organizar y ver con claridad el espacio del que disponemos. Hecho esto, ya podemos empezar a organizar un armario. Cuando saquemos la ropa, nos daremos cuenta de que estamos guardando ropa que no hemos utilizado en mucho tiempo, o que no vamos a utilizar, y tenemos un par de opciones para este tipo de prendas.

Si no la hemos utilizado en mucho tiempo, pero sí pensamos que la vamos a volver a utilizar, lo mejor es guardarla lavada, con un plástico protector, y guardarla siempre en la parte del armario que menos utilizamos. Estará perfectamente guardada y no molestará el acceso a ropa que sí utilizamos. Si no la vamos a utilizar nunca, lo mejor es donarla o venderla.

Hay expertos que consideran que, si no la hemos utilizado en un año, no la usaremos nunca más y lo mejor es deshacernos de ella,  y hacer con ella un reciclaje. En previsión de que nos pueda hacer falta, porque carecemos de espacio suficiente para guardar ropa doblada o colgada, podemos hacernos con algunos ganchos de colgar y con unos cuantos contenedores. También podemos comprar bolsas anti-polillas con fragancia a lavanda para espantar a las polillas cuando almacenemos ropa por mucho tiempo.

Cómo organizar un armario: ideas y sugerencias

Siempre debemos tener en cuenta, para organizar un armario, de qué espacio disponemos: puede que tengamos un vestidor, o un par de armarios convencionales, o bien armarios empotrados de sobra para almacenar nuestra ropa. También debemos tener en cuenta la disponibilidad de altillos, cajones, baldas, y en función de todos estos elementos, podemos organizar un armario para tener bien localizada nuestra ropa, y sacarle el mayor rendimiento al espacio disponible.

Lo primero es dividir las prendas por tipos, haciendo montones de pantalones, blusas, vestidos, trajes, etc. Después, la subdividiremos en categorías: blusas y camisetas de manga larga, de manga corta, vestidos largos o cortos, más informales o de vestir, etc. Cuando más divisiones y subdivisiones hagamos, mejor localizada tendremos nuestra ropa, y más podrá aprovecharse el espacio si metemos y colgamos las prendas por divisiones y divisiones.

Una regla fundamental a la hora de organizar un armario, aunque no siempre es fácil, consiste en guardar la ropa con la lógica del uso, es decir, a una altura adecuada (no poner prendas que usamos a menudo en los altillos), y lo que usamos ocasionalmente o es de otras temporadas, entonces sí, mejor colocarlas en lugares menos accesibles. Respecto a las prendas que van dobladas, guárdalas también por clasificación (jerséis, camisetas, etc.) teniendo en cuenta que en los cajones caben más amontonadas, siempre que el cajón cierre y no queden arrugadas y pilladas, y que en las baldas no se podrían amontonar.

Una solución para los cajones es  doblar la ropa, y meterla en cajones de manera vertical, porque tendremos más espacios. Prueba a ver si funciona. Respecto a la ropa que va colgada, intenta realizar la misma operación, clasificando faldas, blusas y pantalones. Existen unas perchas muy útiles, que funcionan "a lo largo", es decir, se pueden colgar en ellas hasta 6 pares de pantalones, con lo que ya te has ahorrado un espacio considerable y además los tendrás perfectamente doblados y fácilmente localizables.

Otra opción de ahorro de espacio es colgar los cinturones y las bufandas y pañuelos, en lugar de apilarlos en cajones. Hay ganchos para cinturones, que se pueden incorporar a tu armario, para aprovechar el espacio de las baldas, que no ocupan mucho, y donde puedes colgar cinturones y bolsos. También hay zapateros de colgar, en los que pueden caber al menos media docena de zapatos, y que también son un ahorro de espacio para el armario, si no caben en los zapateros o si tienes un espacio para zapatos que no resulta suficiente. Respecto a las medias y ropa interior, ahorrarás mucho espacio si en lugar de doblarlas, las metes enrolladas en los cajones.

Las cajas de plástico para guardar ropa que no vas a utilizar hasta la siguiente temporada es la mejor opción para quitar espacio de los armarios donde tienes la ropa colgada que está en uso. Otra buena recomendación que ayude a que dé gusto tener un armario bien organizado es colgar la ropa siempre mirando en la misma dirección, y lo mismo con las perchas. En la medida de lo posible, es conveniente no amontonar ropa en una misma percha. Ahorra espacio, pero da la sensación de armario desaliñado, y la ropa será más difícil de localizar. 

Esperamos y deseamos desde el equipo de cocinas y mas, especialistas en armarios a medidad Hortaleza, Madrid, que estos consejos os hayan servido de ayuda

haz clic para copiar mailmail copiado